No estoy de acuerdo con mi jefe… pero mi equipo lo tiene que hacer

Tu jefe te pide que realice unas  tareas con las que no estás de acuerdo en absoluto. Tienes que decirselo al equipo y te cuesta… y a veces mucho.

Es lógico. No te pagan para estar siempre de acuerdo con tu jefe pero tampoco para boicotear sus decisiones, entonces ¿Qué hago cuando mi jefe me dice algo con lo que no estoy de acuerdo?

1.- Habla (bien) con tu jefe

20181029_222123La conversación con tu equipo comienza dos pasos antes de tenerla, cuando tu jefe te está transmitiendo aquello que no quieres decir. Y es que la primera discusión no es con tu equipo ¡Es con tu jefe!

  • No es nada personal, tiene que ver con decisiones estratégicas. Toma distancia. Enfadarte con tu jefe no aporta nada a la conversación. Cabe la posibilidad que incluso él o ella estén en desacuerdo.
  • Antes de decir nada, escucha con atención. Pregunta sobre cualquier extremo que no te haya quedado claro.
  • Si no lo comprendes o crees que se te escapa algo, indaga. Necesitas comprender el porqué y el para qué. Las causas y los objetivos.
  • No discutas sus puntos de vista ni creencias. Si no estás de acuerdo hazlo saber, pero centrándote en elementos lo más objetivos posible y en el hipotetico impacto de la decisión. “Entiendo que me estás diciendo que… si lo he comprendido bien, no obstante desde mi punto de vista hay que tener en cuenta estos hechos (objetivo) que pueden generar estas consecuencias (impacto)….”.
  • Si no consigues llegar a algún tipo de acuerdo o comprensión hazlo saber y explícale con claridad cuales son los motivos. Dado que te va a costar mucho dile que te ayude a construir las posibles contraargumentaciones que va a presentar tu equipo.
  • Asegura que lo has comprendido, y aunque tienes tus reservas tanto tu como tu equipo lo vais a llevar a cabo.

Y si, es posible que tu jefe no sepa contestarte. También es posible que tenga una personalidad complicada. Para estos casos puedes leerte este artículo de HBR o este otro artículo de entrepreneur,

2.- Habla (sinceramente) contigo mismo

20181029_222204¿Es un tema profesional o es algo mas profundo? Después de hablar con tu jefe si no has conseguido alinearte con lo que quiere, párate un segundo y hazte las siguientes preguntas.

  • ¿Están siendo mis valores vulnerados? En algunos casos las diferencias no vienen tanto de como hacemos las cosas, sino de los valores que hay detrás. Puede que te veas en alguna de las siguientes situaciones;
    • No hay ningún tipo de valores por detrás, o si están no les das mucho peso. Continúa con los siguientes pasos. Quizá sólo es un tema de cabezonería.
    • Se está vulnerando el código etico de la organización o de la profesión. De ser así habla con tu jefe para clarificarlo, o dirígete al área de Ética profesional de tu organización (si vas a hacer las dos cosas, mejor en este orden).
    • Se están vulnerando tus principios. En este último caso dirígete a tu jefe y háblalo con claridad. No vas a poder hacerlo tal y como está planteado, es necesario cambiar el que, o posiblemente mejor, el como.
  • Eres el único responsable de lo que va a ocurrir. Si tienes dudas, pídele a tu jefe que te envíe por correo lo que te ha solicitado (o si te parece demasiado fuerte, escríbele tu con un resumen de los temas que vas a llevar a cabo de acuerdo con las instrucciones que te ha proporcionado).
  • Busca el momento ¿Estas preparado para hablar con tu equipo? Si tienes alguna duda mejor que esperes a tener la presencia de ánimo.
  • ¿Cómo lo voy a llevar a cabo? Practica sobre como vas a transmitir el mensaje, ponte en situación y hazlo mentalmente o incluso en voz alta. Ten en cuenta que no lo has hecho tuyo, de modo que puedes fallar en aspectos básicos a la hora de comunicarlo a tu equipo.
  • ¿Cómo voy a reaccionar cuando mi equipo me ponga pegas? Busca contraargumentaciones. Aunque ya lo has hablado con tu jefe puede que se te ocurran cosas que no habías pensado antes.
  • ¿Voy a poder controlar mis emociones cuando se lo diga?

No hables con ellos hasta que hayas decidido que puedes hacerlo adecuadamente.

3.- Habla (claramente) con tu equipo

20181029_222242Recuerda, si no tienes claro el objetivo tu conversación puede derivar en cualquier dirección, de modo que no olvides el primer paso de una buena comunicación: define con claridad el objetivo y tenlo en mente.

En este caso tu objetivo es que tu equipo ejecute una tarea o comprenda adecuadamente un mensaje (por mucho que tu no estés de acuerdo).

  • Emplea la energía suficiente, si estás falto de ella y de claridad todo tu equipo resonará contigo, tu mensaje perderá credibilidad y tu mismo te habrás boicoteado. Procura que tanto tu voz como tu cuerpo no transmitan aquello que no quieres transmitir (sonríe si el mensaje invita a ello, estate erguido, utiliza un tono de voz apropiado…)
  • Evalúa si la comunicación es mejor llevar a cabo colectiva o individualmente. Dependerá de la importancia del asunto, la cantidad de personas implicadas y el número de colaboradores que sean resistentes a la idea.
  • Evita decir que no estás de acuerdo (o que es un marrón, o una ***), si tu mensaje comienza asi acabas de enfocar su atencion en la direccion equivocada. Piensa que lo que para ti no es lógico puede que a ellos no les genera ningún problema.
  • Aún así, si quieres ser franco intenta utilizar un lenguaje que no invite a lo destructivo. Puedes utilizar mejor frases como “Comprendo que se os creen muchas preguntas…” antes que “No tienen ni idea de como llevarlo a cabo…”.
  • Simplifica tu explicación. No des largos y complicados discursos. Ve al grano sin dar muchas vueltas, incluyendo toda la información necesaria sin insistir en valoraciones.
  • Es importante que tengan claro el que y el como, pero sobre todo el porqué y el para qué. Necesitan comprender cuales van a ser los beneficios. No te olvides de incluirlos en tu conversación. A veces no serán directos, pero tienen que existir, de no ser así ¿Por qué van a aceptar aquello que estás comunicando?

A pesar de la cantidad de veces que te vas a encontrar con este tipo de conversaciones no he encontrado mucha información sobre este asunto. Aún así, si quieres leer algo lo puedes hacer en este artículo del The Wall Street Journal.

Resumiendo: clarifica, enfoca y sonríe

  • Clarifica todos los aspectos necesarios con tu jefe.
  • Bucea en las razones por las que no te encuentras de acuerdo.
  • Busca el momento adecuado
  • Enfoca tu mensaje en los aspectos positivos, evita los negativos.
  • Incluye el por qué y el para qué.
  • Ten un lenguaje corporal adecuado
  • Habla con seguridad

¿Que otros consejos añadirias a estos que he incluido aquí?¿Que experiencias puedes compartir con nosotros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.