Liderazgo por valores

El liderazgo por valores comienza a ser una tendencia, pero no es algo nuevo. Liderar por valores es tan antiguo como la Humanidad.

¿Qué es el liderazgo por valores?

Una de las definiciones de valor que recoge la RAE es la “Cualidad que poseen algunas realidades, consideradas bienes, por lo cual son estimables.

Los valores nos indican aquello que es bueno e importante -las realidades que son estimables-. Cualquier líder por el mero hecho de ser una persona tiene un sistema de valores. Todos a lo largo de la historia se han regido por ellos, y posiblemente aquellos que más admiramos son aquellos que han buscado su visión siendo fieles a sus principios.

Cuando los valores son auténticos y fuertes, los comportamientos son plenamente coherentes con los mismos.

Un gran ejemplo lo tienes en la figura de Nelson Mandela. Si no lo has hecho te invito a que veas la película biográfica “Invictus” de Clint Eastwood para observar hasta que punto fue coherente con sus principios.

Parte de la construcción de una nueva nación incluye construir un espíritu de tolerancia, amor y respeto entre la gente de este país.

Nelson Mandela

Si los grandes líderes te pillan de lejos y buscas algo más próximo a tu realidad puedes ver esta charla de Clayton Christensen que he encontrado en el magnífico blog bakadesuyo.com, Podrás escucharle como luchó para mantener sus propios valores y comportamientos cuando trabajaba en el sufrido mundo de la consultoría (minuto 34:55 a 38:50),

¿Por qué ahora?

De una temporada acá la conversación sobre liderazgo basado en valores está resultando recurrente en ciertos ámbitos. Reforzando estas ideas leía hace una semana un artículo en hbr.org sobre las competencias más buscadas en los líderes actuales. El artículo titulado “The Most Important Leadership Competences, According to Leaders Around the World” mostraba un estudio realizado en un colectivo de 195 líderes en 15 países distintos y sobre 30 organizaciones globales.

El estudio respondía a la pregunta “¿Qué hace a un líder efectivo?” (What makes an effective leader?). Tras mostrarles un listado con 74 competencias de las cuales debían elegir 15. La primera -con un 67% de respuestas- fue “Tiene unos estándares morales y éticos elevados”.

Estándares éticos, códigos deontológicos, Responsabilidad Social Corporativa, liderazgo por valores… ¿Por qué ahora?

Vivimos en un entorno tan rápido, tan cambiante, tan ágil que no podemos dirigir a las organizaciones, equipos y personas de forma tradicional.

El antiguo escenario en el que el jefe-líder tenía una visión clara del entorno y podía tomar decisiones (técnicas) idóneas ha desaparecido. En muchos de los entornos actuales de trabajo es imposible mantener una visión global de los problemas y aportar soluciones.

Ante este entorno incierto es necesario, cada vez más necesario, que las personas de las organizaciones trabajen de forma autónoma. Como ya no es posible dirigir “a la antigua usanza” los nuevos modelos tienen que buscar nuevos estándares de funcionamiento.

Los valores generan comportamientos coherentes y crean confianza.

Valores y confianza van de la mano según nos cuenta Stephen M.R. Covey en su libro “La velocidad de la confianza“. Específicamente nos dice que uno de los principales focos es la integridad, entendida como una combinación de coherencia, humildad y valor para hacer lo correcto.

La integridad no precisa de reglas.

Albert Camus

Valores firmes y bien asentados crean actuaciones coherentes, crean entornos de confianza para organizaciones, clientes y personas. Algo que Steve Jobs enunció de la siguiente manera:

“Lo único que funciona es el management por valores. Encontrar personas competentes y realmente brillantes, pero lo más importante, gente que le importen exactamente las mismas cosas que te interesan”.

Steve Jobs

Un fuerte sentido ético y un gran nivel de coherencia entre valores y comportamientos genera confianza y seguridad. Por eso la ejemplaridad es tan importante: los líderes deben ser la personificación de los valores para el resto de la organización.

¿Entonces?

Necesitamos más que nunca integrar los valores dentro de los modelos de gestión de personas. Es esencial cultivar organizaciones sanas, con principios reales y formar jefes que se comporten de forma íntegra creando entornos acordes.

Las preguntas esenciales son ¿Cuáles son los valores reales de mi organización?¿Son los que queremos tener? y si es así ¿Como elevamos el nivel de consciencia de toda la organización sobre este punto?

No tener jefes con valores claros va a crear organizaciones poco fiables como vemos de vez en cuando en la prensa. Comportamientos poco consistentes con los valores que proclaman y que posiblemente tienen que ver con jefes “Groucho” que actúan incoherentemente. Confusión y desconcierto asegurado.

Jefes Groucho -
Liderazgo basado en valores.

Puede que no estés a cargo de una empresa, pero si tienes un equipo a cargo, no lo dudes: revisa los valores de la organización, toma consciencia de cuales son los tuyos propios y los de tu equipo y comienza a hablar de ello. Es tendencia, es necesario.

Un comentario en “Liderazgo por valores

  1. Carolina

    Muy buen artículo… Hace varios años exploramos gerenciar por valores y recuerdo que algo que ver facilitó fue ponernos de acuerdo en la definición de valor y luego con cada uno de los 5 valores elegidos… Trabajabamos un valor por semestre … Fue exitoso, ” cambianos entre todos ” cultura corporativa ” …

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s